TRASTORNOS DEL HABLA Y DEL LENGUAJE EN NIÑOS / RSL

Sintomatología específica

Hablamos de retraso simple del lenguaje cuando hay un retraso en la aparición o en el desarrollo de todos los niveles del lenguaje (fonológico, morfosintáctico, semántico y pragmático) que afecta sobre todo a la expresión y, en menor medida, a la comprensión, sin que esto se deba a un trastorno generalizado del desarrollo, ni a déficit auditivo o trastornos neurológicos.

La aparición del lenguaje y la expresión es más tardía de lo habitual, y se desarrolla lentamente y desfasada con respecto a lo que cabe esperar de un niño de esa edad cronológica.

Sintomatología asociada

Generalmente el retraso del lenguaje viene asociado con una inmadurez (prematuridad, hospitalización, etc.) generalizada, que afecta a la coordinación psicomotriz (coordinación gruesa y fina, inmadurez o problemas de lateralización), dificultades en la estructuración temporo-espacial (dibujo desordenado en una lámina), a veces esta inmadurez afecta psicoemocionalmente apareciendo una baja autoestima, sentimientos de inferioridad, etc.

Ligero retraso motor en movimientos que requieren una coordinación fina. Retraso en la expresión gráfica. Retraso en el establecimiento de la dominación lateral. Dificultades en aspectos del desarrollo cognitivo: relación pensamiento/lenguaje y memoria/atención. Problemas psicoafectivos: baja autoestima, dificultades en las relaciones con los iguales (inhibiciones). Dificultades en el aprendizaje de la lecto-escritura y otros aprendizajes escolares.

Síntomas que aparecen en un niño afecto de RSL:

Expresión


    1) A nivel fonológico;
  • Habla infantilizada, con omisión de consonantes iniciales y sílabas iniciales.
  • La estructura silábica es Vocal, Consonante-Vocal, y no realiza Consonante-Consonante-Vocal, o Vocal-Consonante.
  • El grupo más afectado suele ser las fricativas, reduciéndose en algunos casos a las producciones /p/, /m/ y /t/.
  • Omisión de consonantes inversas.
  • Omisión de semiconsonantes en diptongos.
  • Ausencia de la vibrante múltiple.
  • Sustitución de /s/ por /t/.
  • Repetición de primeras y últimas sílabas (reduplicaciones).


  • 2) A nivel semántico;
  • Vocabulario reducido a objetos del entorno. Léxico pobre.
  • Problemas en la adquisición de conceptos abstractos (colores, formas y espacio-temporales).


  • 3) A nivel morfosintáctico;
  • Lenguaje telegráfico.
  • Desorden en la secuencia normal de la oración.
  • Número reducido de términos en la frase.
  • Dificultades en la utilización de artículos, pronombres, plurales y alteración en la conjugación de los tiempos verbales.
  • La mayoría de las frases son coordinadas con la partícula "y". No producen subordinadas.
  • Uso abusivo del "yo".


  • 4) A nivel pragmático;
  • Alteración de la intencionalidad comunicativa.
  • Predomina la utilización del lenguaje para: denominar, regular la conducta y conseguir objetos.
  • Presenta dificultades para atribuir cualidades a los objetos y preguntar.
  • Escasa utilización del lenguaje para relatar acontecimientos y explicarlos.
  • Apenas utiliza el lenguaje en la función lúdica o imaginativa.
  • Tendencia a compensar la expresión verbal deficiente con mímica y gestos naturales.

Comprensión

La comprensión aunque, aparentemente puede ser normal, es aproximativa y contextual, comprendiendo mal las nociones abstractas, con dificultades, por ejemplo para relatar hechos, en los que simplificaría solamente enumerándolos.