Trastornos de la voz: reeducación de la voz en Ronquera Vocal Infantil

RONQUERA VOCAL INFANTIL

La disfonía disfuncional infantil se denomina más habitualmente ronquera vocal infantil.

Esta disfonía se caracteriza por un comportamiento de sobreesfuerzo vocal a menudo muy importante, acompañado por una modificación del timbre de la voz, que se hace grave, ronca y cascada.

Por lo general, la disfonía aparece de forma progresiva en fases sucesivas. Al comienzo el episodio disfórico dura algunos días y luego retorna la voz a la normalidad durante algunas semanas. Poco a poco estos episodios son más frecuentes y se prolongan de manera irregular, a merced de los períodos de vacaciones y de escolaridad, hasta que la disfonía llega a ser constante.

Signos objetivos

  • La alteración de la voz conversacional es variable, a veces considerable. Acústicamente suele caracterizarse por los siguientes puntos:
    • agravación de la tonalidad
    • reducción de la modulación
    • ronquera del timbre, a menudo muy acusada
    • finales a veces sofocadas
    • intensidad generalmente excesiva que alterna con una afonía casi completa
    • alteración de la articulación de la palabra debida al esfuerzo vocal
    Estas modificaciones acústicas corren parejas con un evidente comportamiento de sobreesfuerzo: alteración del soplo fonatorio y de la verticalidad, abultamiento yugular, etc.
    En otros casos menos frecuentes (niños introvertidos, tímidos, etc.) se observa un comportamiento de contención con voz velada y con una tonalidad más bien elevada.
  • En la prueba de lectura, la voz suele estar todavía más alterada que en la conversación.
  • En la voz proyectada (prueba de enumeración proyectada) se aprecia, por el contrario, una mejoría a menudo bastante importante de la voz, que en algunos casos puede ser completamente clara, aunque siempre está presente el comportamiento de sobreesfuerzo.
  • La voz de llamada varía mucho en un intento a otro alternándose emisiones perfectas con otras “ahogadas” y con gallos.
  • Respecto a la voz cantada, su amplitud se limita a veces a algunas notas en grave y a otras en un agudo estridente y cascado. También es muy importante en la mayoría de los casos el comportamiento de esfuerzo.

TRATAMIENTO

Tratamiento médico: es aplicable en aproximadamente un 30% de los niños y se basa de forma fundamental en tratar los factores favorecedores y desencadenantes otorrinolaringológicos. Puede citarse en especial la vacunoterapia en caso de infecciones rinofaríngeas frecuentes, así como diversos tratamientos antibióticos y antiinflamatorios.

Tratamiento quirúrgico: en ocasiones es necesario efectuar una amigdalectomía o una adenoidectomía. Sin embargo, la intervención se realizará sólo tras haber aplicado un tratamiento reeducativo y únicamente, si después del mismo el niño presenta un trastorno todavía importante.

Tratamiento reeducativo: en la mayoría de los casos la parte más importante del tratamiento, y a veces el único tratamiento realmente adecuado, es la reeducación vocal.