Trastornos del habla y del lenguaje en niños / Hipoacusia - Sordera

HIPOACUSIA/SORDERA

La Hipoacusia es una disminución de la capacidad del nivel de audición, que se encuentra por debajo de lo normal. Cuando esta pérdida auditiva es total se denomina cofosis o sordera. Es muy importante que se produzca una detección precoz para que el niño adquiera una de las capacidades más importantes que posee el ser humano, el LENGUAJE.

CLASIFICACIÓN:

Según la intensidad las hipoacusias se clasifican en: Hipoacusia leve, cuando la pérdida es de 20 a 40 decibelios. Hipoac. media, cuando la pérdida es de 40 a 70 dB. Hipoac. severa cuando pierde de 70 a 90 dB e Hipoac. profunda cuando es de más de 90 dB.

Señales de alerta:

De 0 a 3 meses: Ante un sonido no hay respuesta refleja del tipo parpadeo, despertar, etc. Emite sonidos monocordes.

De 3 a 6 meses: Se mantiene indiferente a los ruidos familiares. No se orienta hacia la voz de sus padres. No responde con emisiones a la voz humana. No emite sonidos para llamar la atención. Debe intentar localizar ruido.

De 6 a 9 meses: No emite sílabas. No atiende a su nombre. No se orienta a sonidos familiares.

De 9 a 12 meses: No reconoce cuando le nombran a sus padres. No entiende una negación. No responde a “dame” si no va acompañado del gesto con la mano.

De 12 a 18 meses: No señala objetos y personas familiares cuando se le nombran. No responde de forma distinta a sonidos diferentes. No nombra algunos objetos familiares.

De 18 a 24 meses: No presta atención a los cuentos. No identifica las partes del cuerpo. No construye frases de dos sílabas.

A los 3 años: No se les entiende las palabras que dice. No contesta a preguntas sencillas.

A los 4 años: No sabe contar lo que pasa. No es capaz de mantener una conversación sencilla.


Rehabilitación logopédica: la rehabilitación de los pacientes hipoacúsicos dependerán del grado de pérdida de audición, de la presentación o no de amplificadores que disminuyan su umbral de audición (audífonos) o de si son implantados cocleares. Otro criterio importante para decidir el tipo de tratamiento será el de si la hipoacusia es pre-locutiva o post-locutiva.