Trastornos de la voz: reeducación de la voz en Disfonías

DISFONÍAS

La voz se produce a través del aire que, expulsado de los pulmones, origina una presión aérea laríngea (subglótica) suficiente para hacer vibrar las cuerdas vocales. Este sonido es luego amplificado y reforzado por las cavidades de resonancia, produciéndose el timbre de la voz. Pero la voz, también expresa el estado de ánimo de las personas, refleja la personalidad, la salud, etc. Cuando existe un problema en las cuerdas vocales, esta vibración es defectuosa y la voz sale con alteraciones (voz ronca, rasposa, apagada, entrecortada etc.). Este cambio de voz anormal se conoce como disfonía. La disfonía, es por tanto, un término general que describe un cambio anormal de la voz producida por muchos tipos de enfermedades.

CLASIFICACIÓN:

Podemos dividir los cuadros de disfonía en dos grandes grupos: los ocasionados por problemas orgánicos y los de origen funcional. Los primeros son aquellos provocados por malformaciones congénitas, procesos inflamatorios, tumorales, problemas neurológicos, trastornos musculares y traumatismos. Mientras que los segundos se relacionan fundamentalmente con lo psicosomático. Es decir que, cuando no se verifica ningún trastorno fisiológico y aún así se ha perdido parte de la voz, tenemos que pensar en la probabilidad de una causa psicológica. Estas son algunas de las patologías más frecuentes:

Laringitis aguda: Es la causa más frecuente de disfonía y ocurre por una inflamación de las cuerdas vocales debido a una infección viral o a un uso excesivo de la voz.

Nódulos: Engrosamiento localizado de la mucosa que se sitúa en la unión de tercio anterior con tercio medio de las cuerdas vocales, que es la zona de mayor capacidad vibrátil y mayor impacto durante la fonación. Suelen ser bilaterales ("Kissing nodules"). Se distinguen nódulos agudos (edematosos) que aparecen por un abuso vocal intenso en un corto periodo de tiempo y nódulos crónicos (fibrosos) que aparecen como respuesta inflamatoria organizada ante la hiperfunción persistente.

Pólipo vocal: Proceso inflamatorio (seudotumor) localizado en la capa profunda de la mucosa. Suelen ser unilaterales y localizarse en el centro de la porción vibrátil de la cuerda vocal. Se distinguen pólipos angimatosos, sesiles y pediculados. Aparecen tras un intenso y mantenido sobreesfuerzo vocal.

Edema de Reinke: Consiste en una transformación edematosa y gelatinosa del espacio de Reinke. Suele ser bilateral en el 75 % de los casos y más marcado en la porción posterior de las cuerdas vocales.

Reflujo gastroesofágico. El reflujo de material gástrico, sobre todo durante la noche, puede producir irritación de las cuerdas vocales y disfonía. Ocurre con mayor frecuencia en personas mayores. La disfonía es matutina y va cediendo a lo largo de la jornada.

Cáncer de laringe. Esta causa de disfonía justifica por si sola la identificación de otras causas de alteración de la voz aunque sean aparentemente banales. Hay que sospecharla sobre todo ante un paciente fumador. El tabaco es la principal causa de cáncer de laringe.

Parálisis de cuerdas vocales. Por afectación del nervio recurrente debido a cirugía del tiroides o compresión, consecuencia de tumoraciones, o sin causa aparente.