Trastornos del habla y del lenguaje en adultos / Afasia

AFASIA

Es un trastorno del lenguaje debido a una lesión cerebral de las zonas del cerebro responsables del lenguaje: para la mayoría de las personas estas zonas se encuentran en el hemisferio izquierdo. La aparición de la afasia puede ser súbita, como ocurre con los accidentes cerebrovasculares (arteria cerebral media izquierda) o con los traumatismos craneoencefálicos (accidente de tráfico, caídas) pero también puede que el trastorno se vaya instaurando poco a poco, como ocurre con los tumores cerebrales. Los afásicos pueden tener problemas tanto de comprensión del lenguaje como de la expresión, así como en la lectura (dislexia) y en la escritura (disgrafía). También puede co-ocurrir con otros trastornos como con la disartria o la apraxia del habla, resultantes también del daño cerebral. Dependiendo del lugar de la lesión la afasia recibe un nombre; afasia de Broca, afasia de Wernicke, afasia de conducción…Es de vital importancia una rehabilitación precoz.

CLASIFICACIÓN:

Afasia de Broca: Cuando el área de Broca se encuentra dañada el afásico presenta un importante déficit en la producción del lenguaje. La comprensión del lenguaje está mucho más preservada que la producción. La expresión es, por tanto, poco fluida y el sujeto suele presentar un habla telegráfica, ya que apenas usa las palabras funcionales (preposiciones, artículos..), es lo que se conoce como agramatismo. La anartria es común también en estos pacientes. Hay problemas con la repetición.

Afasia de Wernicke: En este tipo de afasias la comprensión suele estar bastante más alterada que la producción del lenguaje. El habla del afásico suele ser logorreica, apareciendo los llamados neologismos (palabras de nueva invención) y la jergafasia. Hay problemas con la repetición.

Afasia de conducción: En los afásicos de conducción, la repetición suele ser la parte del lenguaje más afectada. La comprensión suele estar poco alterada y el habla es fluente.

Afasia sensorial transcortical: Muestra un cuadro similar a la afasia de Wernicke. La principal diferencia es que la repetición suele estar preservada.

Afasia motoral transcortical: Muestra un cuadro similar a la afasia de Broca. La principal diferencia es que la repetición suele estar preservada.

Afasia nominal: El principal problema de estos pacientes es la anomia, ya que muestran verdaderos problemas a la hora de evocar las palabras. Suelen ser capaces de acceder al significado de las palabras, pero les cuesta sobre todo acceder a la forma fonológica de las palabras.

Afasia global: Es un tipo de afasia muy severo, ya que el afásico muestra graves déficits tanto en la comprensión y repetición como en la expresión.

Afasia mixta: Es una forma intermedia entre los diversos cuadros afásicos típicos, que puede darse ya sea inicialmente o bien en el curso de la evolución de un trastorno afásico.


Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta para la rehabilitación logopédica es conocer con exactitud cuál es el proceso dañado (desde la neuropsicología cognitiva. Otro aspecto a tener en cuenta es el grado de deterioro de ese proceso y las variables que determinan su ejecución y también hay que considerar las habilidades lingüísticas que el paciente aún conserva.

Existen numerosos factores que pueden influir en la rehabilitación como son los problemas particulares del paciente, otras veces son los problemas familiares. Los factores psicológicos y neurológicos también influyen. Muy importante es la motivación, la atención o la memoria, tanto a largo como a corto plazo. También influirá el tiempo de aplicación del tratamiento, el sexo, la edad del paciente (los jóvenes se recuperan mejor) o la dominancia cerebral (mejor los zurdos que los diestros).

Es de vital importancia una rehabilitación precoz para obtener mejores resultados durante la autoregeneración cerebral que se produce tras la lesión.